Menú Cerrar

Adiestramiento perro policía

¿Qué es un perro policía?

Los perros policía son aquellos perros de trabajo que son utilizados y adiestrados con el propósito de ayudar en la seguridad pública y perteneces a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

¿Cuáles son sus funciones?

Estos perros son utilizados por los cuerpos policiales para diferentes cometidos. Podemos clasificar el empleo de estos animales en cuatro grandes grupos que a su vez se dividen en distintas especialidades:

  1. Perros detectores:
    • Explosivos, minas, narcóticos, tabaco o animales exóticos.
    • Localización de personas ocultas para el paso clandestino de fronteras.
    • Estupefacientes.
  2. Perros de intervención para la protección de la ciudadanía, como antidisturbios, búsqueda de delincuentes o incluso rescate de rehenes.
  3. Perros de salvamento para la localización de personas sepultadas bajo escombros por catástrofes naturales o provocadas y localización de personas en grandes superficies.
  4. Perros de policía científica para la búsqueda, localización y recuperación de cadáveres, restos humanos y fluidos biológicos, así como para ruedas de reconocimiento de sospechosos o búsquedas de indicios.

Adiestramiento del perro policía

Selección

Antes de adiestrar a los perros policía, éstos deben pasar por un proceso de selección. Este proceso lo realiza un equipo humano especializado en la selección de las características, cualidades y virtudes del perro. Se analiza a cada uno de los candidatos para posteriormente, y previo reconocimiento sanitario, destinarlo a una especialidad según las características en las que más destaque y comenzar su formación.

Esta formación se lleva a cabo en centros de educación canina que cuentan con instalaciones adecuadas y adaptadas como son gimnasios especiales, pistas de agilidad e incluso dormitorios y espacios en los que se simulan situaciones de riesgo.

Cada uno de los perros será sometido a un adiestramiento básico que será prácticamente igual, independientemente de la especialidad de cada uno, para posteriormente realizar un adiestramiento específico.

Socialización

Cuando arranca el adiestramiento, con o sin compañero humano, se educa al perro haciendo especial hincapié en la socialización. Si no se dispone de ella, en su perfecto equilibrio, no será apto para desarrollar su tarea como perro de trabajo.

En los perros policía es muy importante esta fase ya que el perro tiene que exponerse a todo tipo de entornos (tráfico, ruido, tumultos, conflictos, etc.) y superficies (escaleras, terrenos resbaladizos, cintas móviles, escaleras mecánicas, etc.) y el perro necesita responder de forma equilibrada en cada uno de ellos. Además deben hacerlo y trabajar bajo máxima presión.

Es una etapa clave y se realiza entre las primeras 8 semanas y los 6 meses del adiestramiento. Como decimos, esta parte es tan importante que si el perro no consigue relacionarse con su entorno de manera equilibrada, no será apto para desarrollar su tarea como perro de trabajo y es descartado.

Adiestramiento específico

Lo primero que se debe tener en cuenta es que el perro y el humano deben tener un vínculo muy importante y entenderse mutuamente en todo momento. Este vínculo se consigue con el trabajo diario y el cariño y respeto entre ambos que se genera con el paso del tiempo.

Una vez se ha alcanzado este vínculo, mediante el juego con pelotas, mordedores u otros juguetes, se le enseña el cobro, que consiste en recoger el juguete y que lo traiga, para volverlo a lanzar. Este juego empieza con distancias cortas para que poco a poco se vaya aumentando la distancia.

Más adelante, en vez de lanzar el juguete, se le esconderá impregnado con olor a comida, para que vaya estimulando su olfato. Posteriormente, introduciremos el olor que deseemos que busque, como puede ser un explosivo o droga, dentro del juguete, rodillo o pelota.

Una vez que se dominan todos estos juegos y adiestramientos, debemos utilizar diferentes métodos y herramientas específicas en función de la tarea que finalmente va a desempeñar el perro.

  • Para los perros policía suele emplearse el método francés positivo, basado en el instinto de búsqueda del animal y en el cobro de premios relacionados con el reconocimiento y el juego con el agente o la persona que lo guían.
  • Para los perros especializados en detección de estupefacientes suele emplearse el método pasivo, consistente en que el animal se sienta frente al lugar donde detecta drogas, y el activo, en el que ladra y muerde el objeto detectado.
  • Hay técnicas específicas para rescate y salvamento de personas vivas sepultadas bajo los escombros.
  • Hay otras técnicas específicas empleadas con los perros destinados a la búsqueda, localización y recuperación de cadáveres o restos biológicos en grandes áreas.

Una vez que se termina el adiestramiento, cada perro deberá pasar unas pruebas y exámenes finales para demostrar lo aprendido.

Los perros que superen estas pruebas y los exámenes correspondientes a su especialidad, podrán trabajar como perros policía.

Razas más utilizadas

Para ser elegibles, los perros han de tener el instinto y el olfato muy desarrollados y pertenecer a las razas morfológicamente adecuadas para las tareas a realizar, es decir, hay razas no aptas para hacer de perro policía.Las razas que se usan para realizar estas actividades son:

Para el control del orden público

Para el control y detección de sustancias ilícitas

Para el rastreo

Para búsqueda de cadáveres

Última actualización el 2020-08-06 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *