Menú Cerrar

Yorkshire Terrier

Clasificación FCI:  Grupo 3 – Terriers

Otros nombres: Yorkie

Origen

Los perros que dieron origen a esta raza eran principalmente escoceses, que llegaron al condado de York (Yorkshire) con la revolución industrial, en Gran Bretaña durante el siglo XIX.

Aquellos perros escoceses eran del tipo Clydesdale Terrier –también llamado Paisley Terrier según la zona geográfica– y se fueron cruzando con Black and Tan Terrier (Terrier Negro y Fuego) y el Airedale Terrier, de modo que fueron produciendo ejemplares cada vez más parecidos al Yorkshire Terrier que conocemos hoy en día, nombre que se le puso oficialmente en 1870.

La evolución de esta raza tuvo lugar en las fábricas textiles, donde se encargaban de dar caza a los roedores para después pasar a ser miembros de exposiciones caninas. La presentación del primer ejemplar se hizo en 1859, bastante antes de ser reconocido oficialmente.

En muchos países es la raza de compañía preferida.

Apariencia general

Es un perro muy compacto y elegante con una cabeza pequeña.

Tiene ojos medianos, oscuros, brillantes, dirigidos hacia adelante con una expresión muy inteligente y unas orejas pequeñas en forma de V, erectas.

Antes se acostumbraba a amputar la cola pero si no la lleva amputada, mostrará bastante pelo, color azul más oscuro que en el resto del cuerpo, especialmente al final de la cola.

Tiene pelo moderadamente largo por todo el cuerpo y es de color azul acero oscuro extendiéndose del occipucio hasta la raíz de la cola, nunca combinado con leonado, bronce. Pelo color fuego intenso y brillante en el pecho. Todos los pelos fuego deben ser más oscuros en la raíz que en la parte media y se hacen más claros en las puntas.

Altura a la cruz: entre 5 y 30 cm

Peso: Hasta 3,2 kg

Carácter y educación

Perro vivaz, impulsivo, lleno de vida y desbordante de afecto, establece vínculos muy intensos con su propietario. Tiene tendencia a ladrar lo que es eficaz a la hora de alertar de la presencia de algún desconocido.

Es dominante, así que no duda en enfrentarse a perros más grandes que él y muy testarudo.

Debido a todas estas cualidades temperamentales, es bueno darle una educación rigurosa y no mimarlo en exceso. Un Yorkshire Terrier educado correctamente tiene un carácter equilibrado y muy juguetón. La educación del Yorkshire debe empezar desde que es cachorro con el proceso de socialización para que puedas disfrutar de un perro adulto sociable, entrenado y mentalmente sano. Es muy importante que aprenda a conocer otras personas, perros, vehículos y objetos de todo tipo para que no llegue a desarrollar miedos, fóbias o agresividad en su etapa adulta.

Es una raza excelente para convivir con todo tipo de familias ya que se adapta maravillosamente a cualquier entorno.

Le encanta ser el centro de atención, y no mostrará el temperamento apacible que se ve en los perros falderos.

A nivel de inteligencia el yorkie ocupó el puesto 27 en la clasificación de Stanley Coren.

Particularidades

Por su pequeño tamaño, no se recomienda que sea manipulado por niños, ya que pueden hacerle daño. Hay que ser conscientes del riesgo que tienen los cachorros de sufrir una hipoglucemia, que en casos graves puede hacerles perder la vida.

Algunos ejemplares pueden no perder los dientes de leche con la salida de la dentadura definitiva, lo que genera graves problemas de higiene bucal.

Es muy recomendable darle un alimento específico para él porque tiene una gran sensibilidad digestiva.

Consejos y cuidados

El Yorkshire es un perro que no necesitará muchos cuidados.

Se adapta bien a la vida en piso pero necesita hacer ejercicio dado su temperamento nervioso.

Hay que cepillarlo y peinarlo regularmente, mejor a diario, así como llevarlo a la peluquería periódicamente para que corten el pelo.

Los temblores que acompañan el pequeño cuerpo del Yorkshire son habituales, ya sea por culpa del frío o de situaciones estresantes. Será importante prevenir el frío utilizando ropa para perros pequeños y siempre protegiéndole de la lluvia.

El baño del Yorkshire es también muy importante para mantener su pelo libre de caspa, otro factor que puede molestar a las personas alérgicas. La regularidad con la que debemos bañar a nuestro Yorkshire terrier suele ser de unas dos semanas.

Un perro Yorkshire puede acompañarnos por mucho tiempo, viviendo entre 15 y 18 años.

El tamaño relativamente pequeño del perro implica que tendrá mala tolerancia a la anestesia.

Última actualización el 2020-08-08 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *