Menú Cerrar

Entretenimiento

Perros jugando

Cuando tengas un perro, sin darte cuenta llegará un día en que tengas varios juguetes repartidos por la casa. Esto se debe a que es algo que ellos necesitan, que usan a diario y que, además para entretenerse contigo o solos, les estimula.

Desde que son cachorros y están con su mamá y sus hermanos, empiezan a jugar y relacionarse, a aprender posturas, controlar la mordida y coordinar los movimientos, saltos y caídas.

Aún de adultos, hay muchos movimientos que siguen aprendiendo o mostrando cuando juegan que antes no habíamos visto.

Con los juguetes y el juego desarrollaremos su inteligencia, les entretendremos, mejoraremos nuestro vínculo con él.

Deberemos leer atentamente la etiqueta en la que debe estar especificado señalar de que material está compuesto y la edad y tamaño del animal para el que ha sido fabricado.

Beneficios de los juguetes para perros

Para que nuestro perro se desarrolle correctamente, los juguetes son imprescindibles ya que además nos ayudan a que esté sano y fuerte.

Hay que pensar que siempre necesita estar entretenido y divirtiéndose para que luego no aparezcan trastornos de ansiedad, estrés o esté deprimido.

Además para cuando pase horas solo en casa, serán su entretenimiento y compañía hasta que lleguemos.

Dependiendo de la edad de nuestro perro, le pueden reportar diferentes beneficios: Para los cachorros les ayudan a soportar el dolor que produce la aparición de los dientes, con los adultos nos ayudan a reforzar vínculos controlando sus mordiscos y para el perro anciano tienen el beneficio de retrasar el deterioro cognitivo.

Tipos de juguetes para perros

Hay que saber que invertir un poco más en los juguetes de nuestro perro, a la larga será beneficioso ya que durarán más y no correremos riesgos de que se rompan y se pueda tragar los trozos. Si son de mala calidad se pueden intoxicar y/o atragantar.

Los juguetes para cachorros tendrán que ser blandos para no dañar sus dientes y dejar que les crezcan libremente. Hay que vigilar que no tengan piezas que puedan separarse o partirse ya que si no, se las tragará. Son buenos los de látex y de tela de peluche.

Los juguetes para perros adultos servirán para evitar que sufran ansiedad por separación y evitar las conductas destructoras, para estrechar vínculos con su dueño y animarles a hacer ejercicio. Son buenos los de material de caucho ya que serán más resistentes y les durarán mucho tiempo.

Si tu perro es grande, los de material de vinilo serán muy resistentes.

Juguetes interactivos para perros 

Son los ideales para cuando nuestro perro se queda solo. Estos accesorios interactivos hacen que nuestro peludo juegue y se entretenga solo mientras estamos fuera. Los más divertidos son los que guardan en su interior premios o comida. Están fabricados con materiales resistentes para que solo se coma la comida y no el juguete.

Nuestro perro se pasará un buen rato intentando sacar la comida del interior  de estos juguetes y a la vez que juega, obtiene recompensas. Si además optamos por los masticables, conseguiremos que suelte energía y se entretenga.

Suelen ser tableros que tienen piezas que ocultan la comida. Deberán moverlo hasta que encuentren sus premios y las primeras veces será bueno que estemos con ellos para ver que saben el funcionamiento y que no se frustran.

Tipos de juegos interactivos

  1. Interactivos rellenables (Tipo Kong)

Esta marca de juguetes “Kong” se ha convertido en conocida y la de referencia ya que son casi irrompibles y así los dueños no tienen que preocuparse de que su perro se trague trozos ni de estar comprando a menudo juguetes nuevos.

Son fáciles de usar: se les rellena con comida o chuches de nuestro perro para que juegue a sacarla. Al principio, las primeras veces que se lo damos, puede costarle mucho sacarlo ya que tiene que ir desarrollando esa habilidad con el tiempo.

A la larga, se hará un profesional y el entretenimiento puede durarle menos tiempo.

Si se lo congelamos antes de dárselo, le costará más esfuerzo conseguir la recompensa. Los hay para diferentes edades, con diferentes formas e incluso con diferentes durezas.

Hay algunas marcas que han sacado al mercado imitaciones y deberemos asegurarnos que el material sigue siendo igual de resistente que los de la marca Kong.

  1. Interactivos en los que debe resolver un problema

Existen muchos modelos con diferentes niveles de dificultad.

Todos tienen la misma finalidad: que nuestro perro consiga sus chuches o recompensas. Pueden ser fichas que se mueven, tubos que hay que girar, botones que al apretar levantan otra pieza…

Aunque el perro sea adulto, lo bueno será darle algún juego por primera vez sencillo y le vamos aumentando la dificultad. La primera vez no tiene por qué saber enfrentarse a dificultades altas.

No debemos hacer que se frustre, ladre o muerda las piezas del juguete.

  1. Buster Activity Mat

Es una alfombra en la que, mediante texturas, juguetes atados o piezas que sobresalen, nuestros perros estarán entretenidos y desarrollando su inteligencia.


En la mayoría de las ocasiones deberemos esconder chuches en las partes que se pueda para que tengan una finalidad de juego y no se cansen rápidamente.

No products found.

Está actualmente arrasando en EEUU y llegando poco a poco a España.

  1. Tubo de cartón

Con tubos de cartón del papel higiénico o de cocina podrás hacerle juguetes a tu perro. Pon los premios dentro del tubo y tendrá que ir sacándolos. Si forras el tubo, le será más difícil.

5.Pelota rellena

Esta pelota se llama JW Holee Roller y la venden en varios tamaños y en diferentes colores. Además de la pelota, necesitaremos algunos trozos de telas cortados y una buena ración de chuches suculentas.

En cada trozo de tela pondremos un poco de comida que luego meteremos en la pelota. Y así con todos los que queramos.

No products found.

Nuestro perro intentará sacar los trozos de tela atraído por el olor y luego se los podrá comer.

6.El juego de las botellas

Este podemos hacerlo en casa nosotros mismos. Se ha hecho viral en internet.

Hay que construir un engranaje y para ello tendremos que conseguir tres tablones de madera, uno o dos tubos finos y una botella de plástico.

Una vez montado, meteremos en las botellas chuches o bolitas de pienso.

Nuestro perro jugará y se las verá para darles la vuelta y coger la recompensa.

  1. La bandeja de magdalenas

También podemos hacerlo nosotros en casa.

Solo necesitaremos un molde de magdalenas, el mismo número de pelotas por hueco y chuches que huelan mucho.

Es un juego sencillo de pillar por nuestros perros por lo que habrá que poner pequeña cantidad en cada hueco, sobre todo si vamos a hacer varias repeticiones.

Hay que poner en unos huecos comida y en todos, haya comida o no, pelota.  En cada repetición pondremos la comida en huecos diferentes.

  1. Botella dispensadora

Coge una botella de plástico vacía y limpia y hazle agujeros, forrándolos con cinta para proteger los bordes.

Mete premios dentro y deja que tu perro los consiga sacar. Puedes dejar el tapón puesto o no.

  1. El juego de la caja

Es un juego que puede durar de 20 a 30 minutos.es económico de fabricar porque solo necesitamos: una caja mediana, papel de periódico, varias cajas más pequeñas, cartones de huevo, cartones de papel higiénico, el kong o juguete rellenable, bolitas de pienso y una latita de carne.

Pondremos en la caja bolitas de su pienso, papel de periódico escondiéndolas y dentro de las cajas pequeñas lo mismo.

En la parte de abajo de la caja esconderemos el Kong o juguete rellenable lleno de carne húmeda. Cerramos todo y nuestro perro con un poco de esfuerzo mental y olfato tendrá que ir encontrando las chuches

  1. Bola de papel

Otro juguete casero para perros muy sencillo es con una bola de papel en la que dentro metes los premios.

Es mejor papel de cocina o de periódico ya que el de revistas tiene mucha tinta.

Haces una pelota poco apretada con muchos premios y luego añades capas de papel que rodeen estos.

  1. Caldo o agua en cubitos

Es muy bueno para verano o para los cachorros que están cambiando los dientes. Simplemente hay que congelar caldo o algún líquido sabroso o incluso agua y se lo damos al perro para que lo mastique y lo lama hasta derretirse.

En forma de cuerda

Les gustan mucho porque aparte de que también los pueden morder, sirven para jugar con su dueño de una manera activa. Los hay simples y también con dos extremos para que mientras el perro tira de un extremo, su dueño del otro.

Hay que ejercer cierta fuerza pero dejarle ganar para que el juego vuelva a reanudarse. Hay que poner las normas del juego para que se desarrolle bien y el perro sienta la diversión.

Pelotas y discos voladores

Favorecen enormemente el ejercicio de nuestro animal ya que se las podemos lanzar a grandes distancias para que vayan a por él y nos los traigan de vuelta.

Son llamados juguetes de búsqueda porque haremos que los encuentre y nos los vuelva a traer. Les podemos adiestrar para que nos haga caso y enseñarle a que cuando jugamos y le tiramos algo, debe devolvérnoslo.

Son los favoritos de los perros y están fabricadas con materiales blandos para que puedan amoldarse a su boca cuando la recojan y la traigan de vuelta. Si son ligeras será un plus.

Hay que diferenciar entre pelotas para morder y pelotas de búsqueda para usar cada una en su momento.

Si compramos un disco volador, lo usaremos jugando con él, no es para que juegue solo y si es de goma, evitaremos causarle daños en los dientes.

Mordedores

Les ayudan a descargar energía y además evitamos que muerdan los muebles de nuestra casa. El material del que deben estar fabricados es goma dura resistente para que no se rompan.

Si tu perro es cachorro, será indispensable que tenga algún juguete de este tipo ya que, como le van a estar saliendo los dientes, le relajará.

No products found.

Dispensadores de comida

Los más conocidos en este apartado son los tipo Kong. En su origen fueron creados con forma de muñeco de nieve  y dentro se le puede meter su comida o alguna chuche.

El perro lo mueve, lo gira, lo aprieta y lo muerde para conseguir sacar su comida y así se entretiene y divierte. En verano podemos meterlo en la nevera y así estará fresco y hará doble función.

Después de su uso, lo lavamos y podemos volverlo a usar. Están fabricados de un material muy resistente a mordiscos y lo pueden usar todo tipo de perros.

Con el tiempo han ido evolucionando y también lo hay en forma de hueso para morder. El perro lo tocará, morderá y durará mucho tiempo debido a su material resistente.

También lo hay en forma de pelota con agujeros y dentro tendrá las pelotitas de comida que saldrán si lo gira y lo aprieta.

Materiales adecuados

No solo debemos pensar en la durabilidad del juguete que compramos sino en que el material no sea tóxico o pueda romperse y por lo tanto nuestro perro se lo comerá.

  • Blandos: Es bueno que los juguetes blandos estén rellenos de fibra porque este material devuelve la forma original al objeto después de ser mordido o aplastado. Es ligera y el más utilizado es el poliéster.

Son los menos resistentes y los que menos riesgo conllevan para obstruir el intestino en caso de que se rompan y los coman.

Los de peluche son ideales para los cachorros para que se sientan acompañados así como para desarrollar su dentadura suavemente.

  • Látex: Son más resistentes que los de felpa pero siguen siendo adecuados para cachorros. Si están hechos 100% de látex tampoco habrá muchos problemas en caso de que ingiera trozos.
  • Caucho: Son más ásperos y algo más pesados pero adecuados para perros adultos.

Durarán más tiempo y son difíciles de deformar o partir en trozos.

En caso de que se rompieran, pueden dañar el aparato digestivo del perro si está hecho con materiales no naturales. Podemos diferenciarlos por el olor ya que el que no es natural, huele a neumático.

  • Vinilo: Suelen ser los más duros y por tanto, perfectos para perros grandes. Si están bien fabricados no tienen peligro.

Juguetes no recomendados para nuestros perros

Debemos saber que no todos los objetos son aptos para nuestro peludo. Hay alguno que por materiales, formas o componentes no deberían utilizar para jugar solos o acompañados porque les puede perjudicar.

Además habrá algunos aptos para algún tipo de perro o edad de can pero no para los demás.

Juguetes que no pone en la etiqueta que son para perros

Por ejemplo hay algunos juguetes para niños que podríamos confundir con juguetes aptos para nuestros perros, pero no lo son.

Esto puede confundirnos y en realidad el juguete para niños tener alguna pieza pequeña que no sabemos, algún mecanismo interno o ser muy fácil de romper con la dentadura canina.

Algunos juguetes para bebés humanos sí que podrían ser aptos para nuestros perros porque están cuidados y creados para que nada en ellos se desprenda.

Cosas de casa

Nuestro perro al pasar mucho tiempo en casa, va viendo cosas que puede jugar con ellas pero que no son aptas.

Muchas veces son zapatillas, ropa, pomos, muebles…pero debemos enseñarles a no morder ni usar esas cosas y usar sus juguetes.

Si les enseñamos desde pequeños, les adiestramos para que muerdan algún juguete suyo cuando tiran hacia objetos de la casa, conseguiremos que paren.

Muñecos y algunos peluches

Hay algunos muñecos o peluches que tienen mecanismos internos para que suenen o para que hagan cosas que, si el perro los muerde y los consigue abrir, puede comerse las piezas internas.

Es por eso que debemos tener cuidado y ver con qué materiales está fabricado ese juguete y si vemos que podría entrañar algún riesgo, no comprarlo.

El relleno de algunos peluches también puede ser perjudicial porque algunos están rellenos de bolitas. Los ojos de un muñeco o si sus manos son pequeñas, pueden ser otras piezas peligrosas.  Todo lo que esté cosido con hilo al cuerpo del peluche o muñeco será fácil de desprender.

Juguetes de cuerda

Estos juguetes sí que son aptos para nuestros perros pero del uso, acaban desenhebrándose y saliendo las cuerdas sueltas de ellos.

Habrá que comprobar que tirando de ellas no se salen o cortan para que en una mordida nuestro perro no pueda quedarse con ellas en la boca y tragárselas. Puede ser que les haga enredo en el interior del cuerpo y les cueste defecar.

Pelotas de tenis y golf

Muchos dueños optan por utilizar pelotas de tenis para jugar con sus perros en parques y demás lugares.

Pueden parecer resistentes, fáciles de ver pero no están fabricadas con materiales idóneos. Están hechas con fibra de vidrio y pueden romperle su dentadura ya que actúa como lija y desgasta los dientes poco a poco.

Otros dueños, si su perro no puede capturar una pelota de tenis por ser demasiado grande, optan por las de golf, que tampoco son adecuadas.

Juguetes muy pequeños

Hay que darles juguetes acorde a su tamaño y al de su boca para así evitar que se los puedan tragar o que no puedan jugar bien con ellos si no les caben para morderlos.

Un perro grande puede meterse una pelota de las de aire entera a la boca y si no la expulsa, se atraganta

Piedras

En absoluto deben utilizarse como juguete. En muchas ocasiones si nos hemos dejado la pelota en casa cuando hemos salido de paseo, optamos por buscar a nuestro alrededor alguna piedra que poder tirarle para que juegue con nosotros.

No debemos hacer eso porque se las pueden tragar y también masticarlas, haciéndose daño en la dentadura, encías o paladar.

Discos voladores de material duro

Otro juguete que está ahora de moda es el disco volador o frisbee. Es un juguete para jugar juntos, no el perro en solitario  pero aun así debemos revisar su material de fabricación.

Lo bueno es que fuera de goma y no de otros materiales. Cualquier otro material puede partirse en trozos pequeños o romper dientes de nuestros animal cuando lo coge para traérnoslo.

Juguetes muy viejos

Suelen estar viejos y usados porque ha sido el preferido por nuestro perro pero si vemos que hay riesgo de que se rompa alguna pieza, debemos tirarlo.

Si conseguimos otro igual para reponerlo, sería perfecto pero sino, deberemos hacer que nuestro perro tenga otro juguete favorito nuevo.

Última actualización el 2020-11-27 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *