Menú Cerrar

Paseo

Cuando nos paramos a pensar en el paseo de nuestro perro, debemos tener en mente que es una de las actividades que más vamos a realizar juntos a lo largo del día e incluso la que  más veces haremos a lo largo de toda su vida.

Es algo que junto a darle de comer, jugar, cuidarlo en su salud, es imprescindible. Una necesidad básica de nuestros animales de compañía peludos.

No solamente se le saca para que haga sus necesidades y no lo haga dentro de casa, sino para que descubra mundo junto  a nosotros.

Su sentido del olfato es uno de los más desarrollados y a la vez más importantes para el por lo que, durante el paseo, lo pondrá muy en práctica.

Y también en esta publicación sobre el paseo con tu perro, queremos contarte que no solamente él se beneficia de ese rato que pasáis por la ciudad, el parque o el campo, tú también obtienes beneficios.

Beneficios de pasear a tu perro, para él

Lo primero que solemos pensar, y muy importante para nuestro perro cuando paseamos, es que pueda hacer sus necesidades en la calle.

Él lo hace en un entorno natural y además tu casa permanecerá limpia y sin olores.

Cuando empieza a salir a la calle siendo un cachorro es fundamental enseñarle dónde debe y como hacer sus necesidades en el exterior para que durante el resto de su vida sepa manejar su vejiga y espere a salir.

Otro beneficio para ellos y no menos importante es el ejercicio. Pasear con tu mascota hace que ya hagan ejercicio y queme calorías para evitar tener obesidad.

Dependiendo de la raza, habrá que complementarlo con juegos de más desgaste para que desfogue la energía necesaria.

Al igual que cuando son adultos o están en la etapa de vejez, habrá que saber adaptarse a que tendrán menos necesidad de gastar energía durante sus paseos.

Si sacamos a nuestro perro varias veces al día, además haremos que se encuentra mejor anímicamente y también reforzaremos su actividad mental.

Pasear con tu perro refuerza vínculos. Ambos estaréis más unidos porque las actividades que más agradece un perro son el que le den de comer y que lo saquen de paseo. Debemos aprovechar al máximo estas salidas para unirnos a él y poder hacer cosas juntos.

Durante los paseos ejercitarán el olfato, que es el sentido más agudizado de los perros. Necesitan utilizarlo porque si no puede atrofiárseles. Conocerán mejor el entorno, descubrirán cosas nuevas y también se desarrollarán mentalmente.

Muchos estudios demuestran que los perros que salen de paseo con sus dueños se vuelven más sociables, tanto con los seres humanos, como con otros perros. Tras volver del paseo, ya se encuentran más cansados, liberados y querrán descansar en casa. Con eso conseguimos que no sufra de hiperactividad, ansiedad o estrés y tú tendrás más tiempo libre para poder dedicarlo a otras cosas ya que él estará reposando.

Desde pequeño es bueno sacarlo a la calle porque se habituará a toda clase de ruidos, olores, personas e incluso otros animales.  De ese modo, de adulto no tendrá tantos miedos.

Beneficios de pasear a tu perro, para ti

Salir con tu perro a la calle a pasear te reporta también beneficios a ti ya que, sin apenas notarlo, sales de la rutina sedentaria que muchas veces llevamos.

Pasamos muchas horas sentados en la mayoría de nuestros trabajos y luego no tenemos tiempo para dedicar a hacer deporte o incluso a veces a nosotros mismos. Por lo que, saliendo con tu perro a pasear, también ejercitas tu cuerpo y aprovechas esos minutos que le dedicas a él, a dedicártelos a ti mismo.

Para los humanos, pasear disminuye el riesgo de sufrir diabetes y es muy beneficioso para el corazón.

Ya pensando en estar con tu mascota, le irás conociendo mucho más viéndole caminar, viendo cómo se comporta e incluso podrás llegar a saber por qué tiene muchas de las reacciones a olores o sonidos cuando los conoce por primera vez.

Luego, al encontrarte con gente que pasea otros perros o que saluda al tuyo, podrás establecer contacto con otras personas para conversar, intercambiar comentarios o anécdotas sobre vuestros amigos peludos y socializar.  Eso mejora tu estado de ánimo y evita la depresión.

Una vez comentados los dos puntos de vista de los beneficios que le reporta a tu mascota el paseo y los que recibes tú, queremos comentar una serie de puntos que muchas veces nos surgen cuando nuestro animal ha recibido las vacunas necesarias y puede empezar a salir a la calle para pasear.

¿Cuántas veces hay que pasear a un perro?

Muchos dueños de canes se preguntan cuántas veces deberían sacar a sus animales a pasear. No hay un número de paseos establecido ni un tiempo determinado para ello al día.

Depende mucho de la edad de nuestro animal, de su raza, de sus necesidades individuales y también del tipo de vida que nosotros llevamos y el tiempo que tenemos para poder dedicar.

No debemos dejar de lado que el paseo es algo muy importante para nuestro perro porque, aparte de que es cuando hará sus necesidades en el exterior, necesita descubrir cosas nuevas a través del olfato y socializar con otros perros que os crucéis ya que en casa eso no puede hacerlo.

Hablemos de los paseos diarios dependiendo la etapa en la edad de tu mascota:

¿Cuántas veces debe pasear un cachorro?

Es a los tres meses cuando la mayoría de cachorros ya están listos para empezar a realizar sus primeros paseos porque tienen sus vacunas necesarias puestas y están al día.

En estos primeros paseos hay que ser paciente ya que, además de que todo será nuevo para ellos, hay que enseñarles a orinar en la calle. Empezarán a conocer a otros perros, a ver personas que nunca han visto y estará parándose constantemente. Habrá que hacer que lo pase bien y le guste de verdad porque es algo obligatorio que hará durante el resto de su vida, todos los días.

La rutina de hacer pis fuera de casa será algo nuevo también para nosotros y habrá muchas veces que el cachorro no distinga y haga sus necesidades dentro de casa porque no se puede aguantar.

Es normal que pueda tardar en aprender y por eso, cuando salga a la calle y las realice allí, habrá que premiarle. De ese modo asociará que si se aguanta y las realiza fuera, tendrá premio.

Poco a poco le iremos conociendo y podremos saber cuánto tarda en necesitar hacer sus necesidades.  Habrá veces que tenga más frecuencia porque haya comido o bebido más de lo normal o recién levantado de dormir.

Puede bastar con estar atento y salir a la calle lo antes posible para que lo haga allí y así recibir el premio.

El tiempo de paseo para perro cachorro variará pero es recomendable que sean paseos cortos y frecuentes, para evitar cansarle en exceso y darle la oportunidad de conocer cosas poco a poco.

Dependiendo, un perro cachorro puede necesitar salir a la calle entre 3 y 5 veces al día, pero algunos pueden llegar a necesitar hasta 6 salidas cortas para no orinarse en casa.

Paseos de un perro adulto al día

Al llegar a su etapa adulta, la mayoría de perros ya controlan sus necesidades y saben que hay que orinar y defecar en el exterior.

Sin embargo, puede haber ocasiones o situaciones que hagan que no se pueda aguantar y lo haga dentro de casa.

Esto no quiere decir que le regañemos por su conducta sino que debemos pensar cual es el motivo para que no vuelva a suceder y ayudarle.

Durante los paseos de un perro adulto, tendremos que proporcionarle un buen rato, entretenido, enriquecer sus conocimientos y mejorar su bienestar diario.

Hay que pensar en las necesidades concretas de actividad de cada perro dependiendo de la raza, la etapa adulta en la que se encuentre, enfermedades que padezca, climatología…

Dependiendo del nivel de energía que presente nuestro perro habrá que saber si basta con dos veces al día o requiere tres o más veces.

Lo que nunca debemos plantearnos es solo sacarle una vez al día. El animal se aguntará sus necesidades mucho tiempo y además no ejercitará su conocimiento del exterior.

Un perro adulto más o menos debería pasear entre 45 y 90 minutos diarios, repartidos en las veces que podamos o necesite.

Paseo de un perro anciano

Los perros ancianos tienen unas necesidades de paseos especiales.

En esta etapa habrá que seguir manteniendo la misma rutina diaria de paseos que en los perros adultos, aunque nos adaptaremos a sus necesidades concretas.

Puede ser interesante que empecemos a realizar más paseos diarios y de menor duración para que no se canse pero pueda seguir enriqueciéndose y haciendo sus necesidades, con el objetivo de no cansar al animal pero aumentando al mismo tiempo el enriquecimiento.

Consejos durante el paseo

El paseo de tu perro debería ser un momento exclusivo para él, dedicado a mejorar su calidad de vida, satisfacer sus necesidades y pasar un buen rato:

  • No le quitaremos protagonismo al perro, es su momento y debe disfrutarlo.
  • Déjate guiar por él. El perro disfrutará más del paseo si puede decidir por dónde ir.
  • Deja que tu perro huela todo lo que quiera: flores, personas, pipis y todo aquello que quiera. Su sentido del olfato es el más desarrollado, le relaja y le permite situarse en el entorno.
  • Déjale interactuar con otros perros si observas que ambos tienen una actitud positiva, no se le debe forzar.
  • Busca una zona donde puedas dejarle suelto sin correa, de 5 a 10 minutos. Son momentos de disfrute en los cuales se puede aprovechar para jugar con él.
  • No es importante la duración del paseo sino la calidad de este. Si tienes poco tiempo puedes establecer una duración pero que sea relajado y tranquilo.
  • El paseo más largo debería ser el de la mañana, cuanto antes y menos perros haya más tranquilo será.
  • Puedes aprovecharlos para adiestrarlo y así mejorar sus aptitudes.
  • Disfruta del paseo y relájate. Aprovecha para desconectar y disfrutar junto a tu mascota.

La importancia que tiene el paseo

Se suele pensar que para tener un perro es necesario disponer de una casa con mucho espacio y un jardín. Esto no es del todo cierto.

Puede ser cierto que disponer de un gran jardín nos da ciertas ventajas como por ejemplo jugar con nuestro perro en un espacio cerrado o que si lo necesita haga sus necesidades.

Lo que hay que tener claro es que este espacio no debe nunca sustituir el tiempo del paseo.

Son su momento de descubrir, de socializar, de aliviarse y lo necesitan tanto los perros de ciudad como los que  tienen jardín.

Además les permite hacer ejercicio y moverse, cosa que previene la obesidad que no es buena para ninguna raza.

Última actualización el 2020-08-07 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

1 comentario

  1. Sergio

    Me ha gustado y lo comparto. Yo suelo salir por parques y sitios de naturaleza para que tenga más olores que descubrir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *