Menú Cerrar

Descanso

En la vida de nuestro perro, el descanso también es importante.

Al igual que hacer ejercicio a diario para desfogarse, conocer nuevos lugares y vivir nuevas experiencias, necesita reposar y descansar para tener buena salud.

En este apartado queremos hablar de todos los aspectos que conciernen a este tema para que en conjunto, podamos brindarle a nuestro animal buenos momentos de reposo.

¿Cómo descansa un perro?

Los perros no tienen unos patrones estándar de comportamiento para su descanso y podemos hablar de varias posturas o estados de su sueño:

Sentado, acostado, permaneciendo alerta, sueño de onda lenta y sueño REM (Rapid Eye Movement).

En la postura que usan para sentarse, éstos descansan sobre el periné y las tuberosidades isquióticas. Sus piernas miran normalmente hacia delante, dependiendo de cómo es físicamente la raza.

Cuando se tumban, podríamos hablar de 4 posturas estándar:

  • La más usada es la de tumbado sobre el esternón, que podría llamarse decúbito prono o tumbado esternal. En esta posición, su cuerpo descansa sobre el esternón y tanto éste, como los codos flexionados están en contacto con el suelo. El perro lo hace para permanecer alerta y tener más rapidez si debe levantarse porque haya algo que le llame la atención de repente.
  • Otro tipo es también tumbado sobre el esternón pero con las patas traseras totalmente estiradas hacia atrás de manera que su zona abdominal e inguinal tocan el suelo.
    Esta postura es habitual en cachorros porque la aprenden de sus madres y la usan también cuando hace calor en el ambiente ya que pueden refrigerarse mejor.
  • La tercera es la posición de tumbado lateral, el perro descansa con uno de los dos flancos sobre el suelo. Esta postura les permite una completa relajación que facilita el sueño profundo.
    Combinan también esta postura de tumbado lateral con la esternal. El tren delantero permanecería sobre el esternón y el trasero sobre el lateral del fémur. Es una postura de tumbado más relajado y no tan alerta, aunque siguen permaneciendo alerta ante posibles estímulos.
  • Otra postura que no es tan frecuente en adultos pero sí lo es más en cachorros es la de decúbito supino o tumbado sobre la espalda. La utilizan también para refrigerarse a través de la zona ventral.

 ¿Dónde debe descansar nuestro perro?

El lugar donde un perro prefiere descansar puede variar según el animal, la especie y el sitio donde viva y con quien.

Cuando el amo está en casa, el perro prefiere descansar junto a él ya que los perros son animales sociales.

Se recomienda que tenga su propia cama o cojín en el habitáculo donde el humano vaya a permanecer para que repose sobre él.

En los momentos en los que el dueño no esté en el hogar, ellos mismos eligen los lugares favoritos para relajarse y suele ser, donde tienen la costumbre de ver el cojín que hemos mencionado anteriormente.

Además, no solo depende del momento o del perro, también del clima o de la época del año en que nos encontremos.

Si necesita estar fresquito, podremos acomodarle su cama en la zona de la casa que esté más ventilada o que menos sol reciba. Incluso en la que  pueda estar pegado al suelo para que tenga más sensación de frío.

Hoy en día existen también cojines con termo regulación para ayudar a nuestro animal a tener una temperatura más fresca.

Muchas veces los perros eligen los sofás o las camas de los dueños para dormir porque quieren estar en situación elevada, en alto respecto al suelo.

También hay camitas para ellos que son elevadas y que les dan la sensación de altura que necesitan.

Con esto, ellos se sienten más seguros, ven mejor la zona y controlan el horizonte para reaccionar ante cualquier situación. Debemos sumar a eso que están más blanditos, descansan mejor y se sienten más a gusto.

Si tenemos a los perros fuera de la casa, en un jardín con su caseta, en muchas ocasiones en vez de resguardarse dentro, les veremos descansando encima de ésta, sobre el tejado.

El tamaño del cojín o camita

Dependiendo del tamaño de nuestro perro pero si es cierto que siempre tendemos a comprarle una camita grande, donde pueda caber de sobra, estirado y cuando pasan los días vemos que duerme acurrucado o en una esquina de la camita.

Sobre todo esto lo hacen en la época del frío porque tienden a encogerse para refrigerarse. También si nuestro perro es de los que tiene capas de subpelo que les protege más, no necesitan generar más calor.

Los cojines para perros pueden ser en forma de donut con un relleno móvil para que el perro desplace el material interior y lo adapte a su necesidad ergonómica.

Oferta
Cama para mascotas tipo nido
30,99 € −1,00 € 29,99 €

Otros tienen la zona interior abultada y un acolchado alrededor para que el cuerpo del perro repose.

Cambios en los patrones de sueño dependiendo de su edad

Desde que un cachorro nace hasta que alcanza su madurez ocurren cambios en sus patrones de sueño.

  • Cuando nacen, los cachorros alternan patrones de sueño profundo y despertar, por lo que el EEG (exploración neurofisiológica que se basa en el registro de la actividad bioeléctrica cerebral en condiciones basales de reposo) muestra pocas alteraciones.

En este periodo neonatal, que que son las dos primeras semanas, el tipo de sueño que se observa es de tipo REM.

Durante la tercera semana, o periodo de transición, podemos observar ya una alternancia entre los patrones de onda lenta y REM. El tiempo que los cachorros pasan despiertos va aumentando mientras decrece el tiempo de sueño profundo.

A partir de las 4 semanas de vida, entran ya en el periodo de socialización, los cachorros pueden llegar a permanecer alerta más del 50% del tiempo. Poco a poco, y hasta las 8 semanas, los patrones de sueño se asemejan más al de un adulto.

  • Los patrones de sueño en los perros adultos variarán según el periodo, la actividad vital que el perro desarrolle y su familiaridad con el entorno.

Los perros adultos pasan de estar despiertos a un estado de somnolencia, luego al patrón de onda lenta y después al de sueño REM. De aquí otra vez al de onda lenta o de nuevo a la vigilia.

El estado de alerta va disminuyendo aproximadamente una hora antes de caer el sol y va aumentando una hora antes de amanecer de nuevo.

¿Cómo se comporta nuestro perro durante las fases de sueño?

Durante el sueño de onda lenta, el perro permanece tumbado y con las piernas dobladas, cierra sus ojos y respira regularmente.

Durante el sueño REM, el EEG es prácticamente igual al del perro despierto, pero existe una parálisis de los músculos esqueléticos. La respiración se convierte en irregular y se producen movimientos de las extremidades, de los músculos faciales, oculares y de la cola. A veces existe también vocalización.

Los perros tienen un promedio de 23 episodios de dormir-despertar cada hora durante un periodo de 8 horas. Cada episodio consta de un rato de sueño de entre 5 y 16 minutos seguido de un despertar de unos 5 minutos.

En un periodo de 24 horas el perro pasa un promedio de 9,67 horas en sueño de onda lenta y unas 3,24 horas en sueño profundo.

Para hacernos una idea de un perro normal:

  • pasa un 44-48% de su tiempo despierto
  • un 19-21% en situación de somnolencia
  • un 22-23% en sueño de onda lenta y un 10-12% en fase REM.

Es decir, 50% vigilia y 50% sueño, sea éste más o menos profundo.

Todo esto, teniendo en cuenta un ambiente normal tanto de dueños como de lugar en el que habita nuestra mascota.

Cuánto necesita dormir un perro

La necesidad de sueño de los perros es mucho mayor a la que tenemos los humanos.

En general, un perro adulto duerme unas 13 horas al día, repartidas en unas 8-9 horas nocturnas y pequeñas siestas o descansos diurnos más ligeros.

Estas franjas pueden varias dependiendo de la edad del animal así como de la actividad que realice en determinadas ocasiones.

Si le hemos sacado de su ambiente, su rutina y hemos realizado un viaje o ha conocido sitios y personas nuevas, tendrá más cansancio acumulado (tanto físico como mental) por lo que necesitará reposar mucho más tiempo del habitual.

Los perros cachorros duermen más tiempo pero si es cierto que, cuando están activos, requieren más atención y actividad.

Descansar bien ayuda al perro a varias cosas:

  • Estar de buen humor. Sí, los perros tienen carácter y personalidad propia. Un no-descanso puede alterar sus emociones y generar que el can esté antipático o agresivo.
  • Paz interior. Un buen descanso hará que el animal esté tranquilo y no sienta ansiedad o nerviosismo interno que lo lleve a estar mal durante todo el día.
  • Favorece la buena función de su organismo. Los perros necesitan que durante las horas de sueño, distintas funciones de su organismo trabajen. Un buen descanso permitirá que gocen de buena salud.
  • Energía. Si tu perro no descansa como es debido, no tendrá energía para hacer su ejercicio diario y esto podría causarle aceleraciones del corazón o incluso caer en sobrepeso si el animal se niega a ejercitarse.

Recomendaciones

  • Al igual que nos puede pasar a los humanos, no hay que despertar a nuestro perro de su sueño de manera brusca, ya que puede tener una reacción agresiva o peligrosa.
  • No debemos molestar o privar a nuestro animal de su descanso porque podemos crearle enfermedades graves o generarle estrés. Un descanso correcto es muy importante para que su vida transcurra con normalidad.
  • Debe tener un lugar adecuado para él en el que no haya mucho tránsito de las personas de la casa, con una temperatura adecuada a las diferentes épocas del año.
  • Tenemos que proporcionarle su propia cama o cojín para que asocie cuál es su espacio de relajación.

Última actualización el 2020-11-26 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *