Menú Cerrar

5 posibles peligros para tu perro en la playa

Antes de pensar en llevar a tu mascota a la playa, ten presentes estos 5 posibles peligros para tu mascota que pueden suceder en la playa y que, algunos de ellos se pueden dar de manera natural:

1. Los Rayos del sol

Los Rayos Ultra Violeta (UV) tienen un efecto destructivo sobre las células que forman parte de la piel, tanto en humanos como en perros. Es muy importante llevar una buena crema protectora, ya que hay zonas de su piel en las que no tienen pelaje, como por ejemplo la barriga y ciertas zonas de la cabeza. Ya puedes encontrar varios protectores solares especiales para perros y debes tener especial cuidado si tu perro es de pelaje blanco y nariz rosada, pues son más sensibles al sol.

2. La Arena

Evita pasear a tu perro por la arena en las horas centrales del día. Si la arena quema para nosotros, también quema para tu perro. Además, si tu mascota está acostumbrada a estar dentro de casa, es posible que tenga las almohadillas de las patas muy sensibles y se le dañen más fácilmente con la arena caliente.

Hay perros a los que les encanta comer arena.  Vigila que a tu perro no le de por comer arena, puede resultar peligroso para su sistema digestivo y puede provocarle incluso la muerte. Si después de ir a la playa, notas que tu perro no tiene ganas de comer, puede ser un síntoma de que haya comido demasiada arena y deberías llevarle al veterinario.

A esto hay que sumarle que los perros son expertos en encontrar objetos extraños en la arena. Aunque nosotros no los veamos, hay objetos peligrosos por la arena acechando a nuestra mascota: anzuelos de pescadores, colillas de cigarrillos, vidrios de botellas rotas…  

3. ¿Sabías que los perros no sudan?

Al contrario de los humanos, que podemos eliminar el calor a través de la piel, los perros alivian el calor aumentando su respiración y a través de las glándulas sudoríparas de las pezuñas. A medida que el calor aumenta, el perro puede sufrir taquicardias, salivación excesiva, lengua pegajosa y decolorada y en cuadros más graves, pérdida de la consciencia.

El golpe de calor en perros es una de los problemas típicos de nuestras mascotas en verano, sobre todo para cachorros, perros mayores, perros de pelo largo y negro y perros con problemas de peso.

Para evitar un golpe de calor de tu perro en la playa, evita las horas centrales del día, y ofrécele agua fresca a menudo además de intentar de que esté en la sombra.  Puedes utilizar un bebedero portátil y también es importante que le des baños frecuentes en el mar para refrescarlo.

Si tu perro ha sufrido un golpe de calor, llévalo a una zona sombreada y mójalo con agua fresca (no muy fría y sin cubitos) y después al veterinario cuanto antes para que descarte posibles problemas en los órganos internos.

4. El Oleaje

Es cierto, los perros saben nadar de manera innata pero se pueden ahogar con el oleaje.

Si vas a una playa canina que cuente con bandera, asegúrate de que hay bandera verde antes de meter a tu perro en el agua. Si es una playa sin servicios ni bandera, utiliza el sentido común: Si tú no te meterías porque te parece peligroso, probablemente también lo sea para tu perro.

Existen chalecos salvavidas especiales para perros que harán que flote y tenga más posibilidades de estar en superficie si se cansa.

5. Las Medusas

Si te ha picado alguna vez una medusa, sabes mejor que nadie cuánto puede llegar a doler.  Los perros tienen zonas del cuerpo más sensibles, como puede ser la barriga o ciertas zonas de la cara, que son más proclives a recibir una picadura de una medusa.  Además, los cachorros, con su curiosidad innata hacia lo desconocido, pueden recibir alguna picadura en el morro de alguna medusa que se haya quedado en la orilla.

Si a tu perro le ha picado una medusa, enjuágale rápidamente la zona con agua fresca y llévalo al veterinario para que le pueda dar un tratamiento.

Última actualización el 2022-08-12 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *