Menú Cerrar

Los golpes de calor

¿Qué es un golpe de calor para un perro?

Antes de nada, debemos saber que los perros tienen una temperatura corporal algo más elevada que los humanos, que varia entre los treinta y ocho y los treinta y nueve grados centígrados en condiciones normales. Estos grados pueden subir muy rápidamente si las condiciones ambientales son superiores.

Cuando un perro pasa de los cuarenta grados de temperatura, puede decirse que, o bien está desarrollando un estado febril, o bien está sufriendo un golpe de calor. Los golpes de calor más acentuados se producen a partir de los 41 o 42  grados, algo que ya puede afectar grave e irreversiblemente a los órganos internos de nuestro perro.

Un golpe de calor es una subida repentina o progresiva de la temperatura interna de nuestro perro. Un exceso de calor que afectará a su organismo pudiendo provocarle la muerte en apenas unos cinco o seis minutos.

Motivos por los que un perro puede sufrir un golpe de calor

Aunque parezca algo increíble… muchas muertes por golpes de calor en perros, es por culpa de sus dueños. Son muchas las ocasiones en las que no pensamos que un perro no es cómo nosotros, que puede pasar calor y no tiene la capacidad de refrescarse con la misma rapidez que nosotros.

Estas son algunas situaciones que pueden provocarles golpes de calor y que son fáciles de evitar:

  • Dejar al perro dentro del coche cuando hace calor, es sentenciarlo a muerte. Da igual el tiempo que sea, un solo minuto basta porque un coche es un horno y la principal causa de muerte en perros por golpes de calor. El aire acondicionado no les ayuda igual a los perros que a los humanos, ellos necesitan mucho más aire o frescor para rebajar su temperatura corporal.
  • Dejar a un perro atado a su caseta cuando hace calor, es otra de las principales causas de muerte en perros. Algunos por golpes de calor y otros por estrangulamiento con su propia cadena, intentando moverse o encontrar una sombra.
  • Salir a pasear con temperaturas extremas no es sólo una imprudencia sino una manera de exponer a tu perro a que sufra un golpe de calor. Lo mejor es sacarlo a hacer sus necesidades en horas de menos calor y poco tiempo, volviendo a casa rápido para que se refresque.
  • Dejar que tu perro se tumbe al sol cuando hace demasiado calor no es sano, a ellos les encanta tumbarse al sol pero a veces se duermen y no son conscientes de que su temperatura sube tanto que son incapaces de moverse. Vigila a tu perro para que no se tumbe al sol y, si necesita descansar, que sea a la sombra.
  • Una combinación de calor y humedad es mortal para un perro. Si juntamos ambos factores, nuestro perro tendrá serios problemas para refrescarse… incrementando cada vez más su temperatura.
    Oferta
    Trixie Dog Activity Flip Board
    Trixie Dog Activity Flip Board
    17,35 € −8,86 € 8,49 €

    No products found.

    Oferta
    Kong Classic M, Rojo
    Kong Classic M, Rojo
    16,38 € −1,05 € 15,33 €

    Oferta
    Soporte Barra Curvada, 2 Comederos
    Soporte Barra Curvada, 2 Comederos
    50,65 € −7,64 € 43,01 €

Síntomas de que nuestro perro está sufriendo un golpe de calor

Para detectar rápidamente qué le pasa a nuestro perro, hay síntomas que son muy evidentes cuando un perro está sufriendo uno de estos golpes de calor.

Si notas alguno de ellos o varios en conjunto, toma inmediatamente las medidas oportunas ya que su vida puede estar en peligro.

  • Nuestra mascota comenzará a jadear, respirar excesivamente rápido o con nerviosismo.
  • Nuestro amigo perderá sus fuerzas, tanto que posiblemente sea incapaz incluso de moverse. A veces incluso puede desmayarse.
  • También puede tener temblores, falta de equilibro, espasmos.
  • El color de sus encías cambiará a un estado más “oscuro” tirando a azulado, debido a la mala oxigenación por el exceso de calor.
  • Puede tener pequeños vómitos o diarrea.
  • En algunas ocasiones puede mostrar algo de apatía o incluso agresividad, antes de pasar al desmayo o shock que posiblemente terminará con su vida.

Ante cualquiera de estos síntomas, estáte preparado para acudir rápidamente al veterinario.

Qué podemos hacer si nuestro perro sufre un golpe de calor

Lo primero que debes hacer es mantener la calma, no hay que ponerse nerviosos y tomar malas decisiones. Hay varias cosas que debemos hacer si nuestro perro está sufriendo un golpe de calor y que obviamente pueden salvar su vida:

  • Si tenemos un veterinario cerca, acudir inmediatamente al veterinario para que sea el quien le aplique los cuidados necesarios. No olvidemos contarle todo lo que hemos visto y todo lo que nuestra mascota ha pasado para que sepa cómo actuar.

Pero…. no siempre estamos cerca de un veterinario, así que toma nota de lo que debes hacer en caso de golpe de calor:

  • Lo primero es poner a nuestro perro en un lugar fresco, libre del sol directo, libre de altas temperaturas y libre de fuentes de calor.
  • Poner a su disposición agua fresca y limpia (no demasiado fría) y evitar que beba mucho y muy rápido, ya que eso podría empeorar su situación y provocarle incluso una torsión de estómago.
  • Debemos humedecer a nuestro perro con agua fresca, refrescar su cabeza, su tripita, sus axilas… y repetir este proceso constantemente. Súper importante: Nunca debemos cubrir a nuestro perro con toallas o trapos mojados para intentar bajar su temperatura, esto podría provocar el efecto contrario.
  • En casos muy extremos, podemos colocar un cubito de hielo bajo sus axilas, dejándolo por unos segundos y quitándolo nuevamente, así durante varios minutos.
  • En casos muy extremos, también podemos bañarlo con agua fresca (no fría, sólo fresca) durante varios minutos para intentar bajar su temperatura.

Una vez que tu perro se haya estabilizado, llama y acude al veterinario. Es imprescindible, en cualquier caso, acudir al veterinario para que pueda evaluar si ha habido daños internos y lo mantenga en observación el tiempo que considere.

 Consejos para evitar que nuestro perro sufra un golpe de calor

Todo es de sentido común pero a veces es bueno tener a mano estos consejos:

  • Dejar siempre agua limpia y fresca a disposición de nuestro perro.
  • No dejarlo expuesto al sol cuando hace demasiado calor.
  • Evitar viajes en coche cuando hace calor (el aire acondicionado nos refresca a nosotros, pero no a nuestro perro de la misma manera).
  • Si vive fuera de casa, asegúrate de que va a tener una buena sombra a su disposición. Aunque si las temperaturas son altas, lo mejor es meterlo dentro y que esté más fresquito.

Última actualización el 2022-08-16 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *