Menú Cerrar

El cuidado de las uñas de nuestro perro

Ir a la home
Los dueños tenemos que ser responsables del bienestar de nuestro perro y el cuidado de sus uñas es algo a tener muy en cuenta en los cuidados diarios de nuestra mascota. Cumpliendo unos sencillos gestos, mantendrás sus patitas sanas y evitarás problemas en la pisada.

Las condiciones climáticas y el lugar donde vivimos afecta mucho al cuidado de las patas de nuestras mascotas. No es lo mismo vivir en ciudad, que vivir en el campo; al igual que no es lo mismo pasear en pleno agosto, que hacerlo en febrero. Es muy importante cuidar de las patas antes de salir de paseo y al llegar a casa, así evitaremos sustos y complicaciones en pequeñas heridas que puedan sufrir.

Si tu mascota sale a la calle, camina y corre bastante, tal vez ni tengas que preocuparte por esto, ya que sus uñas se van limando con el desgaste. Pero si tu amigo pasa más tiempo dentro y pasea muy poco es importante que tomes en cuenta que al menos una vez al mes necesitarás cortar sus uñas.

Las uñas pueden crecer rápidamente y hacer que el caminar sea incómodo para tu perro, también las uñas largas pueden dañar los muebles, la ropa y lo que es peor, las uñas largas pueden llegar a romperse hasta el hiponiquio (el pedazo de piel rosada que vemos debajo de la uña), o hacerse heridas al rascarse, lo cual puede ser muy doloroso para tu perrito. Por esto es muy importante que mantengas especial cuidado en sus uñas y se las cortes a menudo. Sabemos que puede ser una tarea difícil pero, cogiendo experiencia, cortar las uñas es una rutina de higiene muy sencilla y saludable para nuestra mascota, que puede ser realizada tanto en casa como por el veterinario o el peluquero canino, y es recomendable que se realice una vez al mes.

Ver productos indispensables de higiene

El crecimiento de las uñas

La uña de los perros está formada por queratina y células muertas endurecidas, es por ello que no les duele al cortarlas, pero también tiene en su interior una vena llamada hiponiquio con la que tenemos que tener cuidado al cortar si no queremos herir a nuestro animal. Esta vena que se encuentra en el interior crece a la vez que la uña, por lo que un perro con uñas largas tendrá también venas más largas que un perro con las uñas cortas. Al animal con uñas largas es probable que no podamos cortárselas como deberíamos puesto que estaríamos cortando vena, algo que aunque no sea grave, es muy doloroso para ellos.

Uñas cortas por salud

Las uñas de los perros suelen limarse solas al pasear al rozar con el suelo, excepto la uña del espolón, pero hay veces que crecen más de lo debido por diferentes razones (baja actividad física, paseo por terrenos que no desgastan, etc.). Podremos darnos cuenta de que tiene las uñas largas porque suele hacer más ruido al andar por ciertos suelos y también se ‘deforma’ un poco su pisada. En estos casos, es importante que se las cortemos para evitar que el animal esté incómodo, pise mal o que se astillen.

Aunque en principio pueda parecer un tema sin importancia, el largo de las uñas es clave para la salud de nuestro perro. Cuando no desgasta de forma natural sus uñas cuando sale al exterior y no tiene a nadie que se preocupe de cortárselas, puede llegar a sufrir graves problemas posturales.

Cuando las uñas crecen, empujan al pie del animal hacia arriba por lo que el punto de apoyo de cada pata disminuye en superficie. Esto ejerce una presión en sus músculos y huesos que puede llevar a que nuestro peludo tenga una vejez dolorosa.

Por último, debemos tener en cuenta los espolones. Son esas uñas que quedan más arriba de su pie, que no tocan el suelo y son vestigio de la antigua anatomía de la que los perros evolucionaron. Como no sufre ningún desgaste, es una uña que crece más que el resto y que si no se mantiene, puede llegar a curvarse demasiado y clavarse en su piel, provocándole una herida.

¿Qué utilizar para cortar las uñas a nuestro perro?

Para cortarle las uñas a tu perro puedes optar por unas tijeras, cortauñas, alicates o una lima (para pequeños retoques). Deberás elegir la herramienta según el tamaño de tu perro y la dureza de su uña.

Lo más importante es que sepas que necesitas un cortauñas especial para tu perrito, ya que éstos están diseñados conforme a la anatomía de tu peludo. Tienes que escoger uno que sea adecuado a su talla y hay de dos tipos: tipo tijera y tipo guillotina.

Los dos funcionan bien, solo dependerá con cual tu te encuentres mejor para realizar la tarea. Si tu mascota no aguanta ninguno de los dos, siempre puedes optar por un pulidor de uñas eléctrico, puede ser más fácil de usar pero hay perros que no soportan este tipo de ruidos y vibraciones, por lo que será necesario que pienses cómo soporta este tipo de ruidos antes de comprarlo.

¿Cómo cortarle las uñas a nuestro perro?

Lo ideal es que acostumbremos a nuestro compañero a las tijeras desde pequeño, así no tendrá miedo. Si este no es tu caso, tendrás que hacer ejercicios en positivo para que las vaya aceptando y se deje cortar las uñas sin estrés. Si no te atreves a cortárselas por miedo, siempre puedes acudir a tu veterinario o peluquero canino para que lo haga.

  • Si tu perro tiene las uñas claras, podrás ver claramente dónde está el nervio y los vasos sanguíneos (color más oscuro y rojizo), así que tienes que cortar por debajo de esa zona.
  • Si tu perro tiene las uñas más oscuras y no puedes ver el nervio, haz que apoye bien las patas en el suelo y mira a ver hasta dónde hay que cortar para que pueda apoyarla sin que las uñas le incomoden. Con este tipo de uñas el pulidor es una herramienta muy útil.

Si lo acostumbras desde edad temprana, a la larga se convertirá en una rutina más para él. Deberás seguir estos pasos y consejos:

  1. Permite que tu amigo olfatee el cortauñas, cuando lo acepte y se encuentre cómodo cerca de él, dale un premio.  Antes de utilizar el cortauñas, procura que el animal se familiarice con este objeto. Días antes de proceder al corte de sus uñas, deja el cortauñas a la vista del animal, de tal manera que él lo pueda ver, oler y tocar.
  2. Escoge un lugar que sea cómodo para los dos. Escoge un momento en el que tanto tú como tu peludo os encontréis relajados, en un ambiente acogedor, sin ruidos que puedan sobresaltar al animal.
  3. Los masajes para perros son muy efectivos para relajar al animal. Puedes aplicar uno sobre su lomo y sus patas antes de proceder a cortarle las uñas a tu mascota.
  4. Toma una pata suavemente y corta solo la punta de las uñas, si es muy larga corta otra punta, procura que estos cortes no sean rectos y que estén un poco inclinados.
  5. Al tenerlas muy largas, puede que las uñas le levanten la almohadilla o que los dedos se tuerzan, así que tendrías que cortar de forma que esto ya no suceda. También puedes ayudarte de un bolígrafo para marcar la línea de corte si lo necesitas.  Corta la punta de tal forma que, al apoyar la pata, el corte quede horizontal al suelo que pisa.
  6. Es recomendable que hagas pequeños cortes y vayas mirando el interior de la uña. Cuando veas que el centro se pone blando, para de cortar porque el nervio está cerca.
  7. Evita cortar el hiponiquio, es fácil verlo con uñas claras, pero en las uñas negras no. Así que, si las uñas de tu mascota son negras, corta pedazos de uña muy pequeños para evitar cortarlo. Si llegaras a cortar el hiponiquio, termina la sesión, aplica solución antiséptica y con una gasa aprieta un poco la pata de tu perrito. El sangrado debe parar en unos minutos, si éste no para, llévalo con el veterinario.
  8. Al finalizar con todas las uñas, acaríciale y exprésale que lo ha hecho bien, recuerda que esta tiene que ser una experiencia placentera para él ya que tendrán que pasar por esta sesión muchas veces más durante su vida.
  9. Premiar a tu peludo con una golosina cada vez que le cortes las uñas supondrá un refuerzo positivo que ayudará a que el animal no se resista a esta acción.
  10. No utilices cualquier cortauñas. Los hay específicos para canes. Estos se adaptan mejor a la forma de la uña del perro y cortan con más fuerza.
  11. Es importante que siempre tengas un kit de primeros auxilios, nunca está de más estar preparado.

Con todo esto podrás conseguir que tu animal pasee y juegue feliz sin sufrir dolor en su pisada. Si tras varios intentos no lo consigues o ves que tu perro se pone nervioso, sin duda acude a tu veterinario para que pueda hacerlo él y tu mascota no lo pase mal ya que estará en manos de un profesional con amplia experiencia.

Última actualización el 2022-08-09 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *