Menú Cerrar

¿Qué alimentos humanos puedo dar a mi perro?

Ir a la home
En muchas ocasiones y, aunque no es recomendable darles comida humana a nuestros amigos peludos, nos preguntamos si alguno de los alimentos que consumimos normalmente nosotros, podrían comerlos.

El pienso formulado para nuestros perros ya está fabricado con todos los nutrientes, variedades de alimentos importantes y necesarios para ellos y, al darles comida humana les desequilibramos la dieta y pueden coger sobrepeso o tener otros trastornos digestivos.

Lo que es importante y hay que tener siempre presente es que vuestro perro nunca coma cosas que le sienten mal. A pesar de que estén aprobadas en esta lista, pueden no gustarle, sentarle mal al estómago o darle alergias, por lo que no habrá que forzar a que lo coma en ningún momento.

Alimentos humanos que puede comer un perro

  • Frutas: Las vitaminas y nutrientes presentes en muchas frutas son muy buenas para ellos e incluso son capaces de prevenir enfermedades. Los perros pueden comer plátanos, naranjas, ciruelas, manzanas, peras, mangos, melones, papayas y arándanos, de hecho estos últimos son antioxidantes para ellos, como también lo es el coco. No olvidemos que las frutas contienen azúcar y por eso no han de consumirlas en exceso, y siempre que tomen fruta aseguraos de que nunca se coman las pepitas. Las peras les encantan cortadas en dados, la piña les gusta por su contenido en agua y fibra y el mango les apasiona. Por su contenido en vitamina A es ideal para cuidar su pelo y su piel.
  • Calabaza: Una buena fuente de fibra y de beta-caroteno/vitamina A. Ayuda a mantener la salud del tracto gastrointestinal canino y también puede ayudar a un perro con problemas digestivos.
  • Coco: Esta fruta contiene ácido láurico, que fortalece su sistema inmunológico para que pueda luchar contra los virus. También puede ayudarlo a respirar mejor, en alergias y picazón en la piel, como en las picaduras de pulgas. La leche de coco y el aceite son también seguros para perros.
  • La mantequilla de cacahuete. Para ellos es como una golosina. No sólo es una buena fuente de proteínas sino que también contiene grasas saludables para el corazón, vitamina B, niacina y vitamina E. TRUCO: Pon mantequilla de cacahuete en un juguete tipo Kong para mantener a tu perro ocupado durante horas.

  • Pollo cocido: Puedes añadir pollo cocido en su comedero junto con su pienso para darle sabor y proteínas extra. Si algún día te ves en la situación de no tener comida para perros, es un buen reemplazo.
  • Zanahorias: Son buenas para los dientes de tu perro, las zanahorias son bajas en calorías y altas en fibra y beta-caroteno/vitamina A.
  • Yogur: El yogur contiene alta densidad de calcio y proteínas. Compra solamente yogures que no contengan edulcorantes artificiales o azúcares añadidos. Yogures con bacterias activas pueden actuar como un probiótico y son buenos para el sistema digestivo de tu perro.
  • Avena: La avena es rica en fibra soluble, que puede ser especialmente beneficiosa para los perros mayores con problemas de irregularidad intestinal. También es una buena alternativa  para los perros alérgicos al trigo.  Es un alimento excelente para perros que sufren estreñimiento crónico.
  • Carne (sin sal ni huesos cocidos): Los perros no son animales estrictamente carnívoros, pero aún así, la carne debería ser la base de su alimentación. Aunque algunas son más recomendables que otras, podemos ofrecerles cualquier carne: pollo, pavo, cerdo, ternera, cordero… Hay que evitar la carne frita o el uso de sal y apostar por carne a la brasa, a la plancha o al horno.
    Hoy en día, muchas personas apuestan por la dieta barf, que consiste en dar al perro carne cruda. En este caso debemos asegurar su calidad para evitar la transmisión de patógenos y parásitos.
  • Pescado (sin sal ni espinas): Al igual que la carne, el pescado forma parte de los alimentos base de la dieta del perro. Podemos elegir entre una gran variedad de pescados: salmón, sardinas, atún, arenque, caballa… Al igual que con la carne, te recomendamos evitar los fritos y retirar las espinas y cocerlo al horno, a la plancha o al vapor.
  • Las sardinas: tienen espinas muy tiernas y suaves, con un extra de calcio. Con la excepción de las sardinas, no le des espinas de ningún tipo, pues se puede atragantar.
  • Salmón: El salmón es una buena fuente de ácido graso omega 3 y mantiene el pelaje de tu perro sano y brillante. Alimenta a tu perro con salmón cocinado, añade aceite de salmón a la comida en su tazón o dale la piel de pescado que de otra manera descartarías.
  • Huevo cocido: Los huevos son una fuente importante de grasas y proteínas beneficiosas. También contiene aminoácidos esenciales y vitaminas. Se trata de un alimento muy completo para los perros. Son también una fuente de riboflavina y selenio que son fácil de digerir, y por lo tanto una merienda saludable.
  • Verdura: es recomendable incluir verduras en su dieta. Aunque la mayoría de piensos ya contienen todos los ingredientes necesarios para un completo aporte nutricional, podemos utilizar distintas verduras para elaborar premios caseros para perros.
  • Miel: Siempre que se trate de miel artesanal, podemos ofrecérsela a nuestros perros. Sobre todo les viene bien a los perros ancianos, convalecientes o cachorros, ya que es una fuente de energía natural. También es un alimento indicado para mantener la salud bucodental de nuestros canes y tiene propiedades antisépticas. La miel está llena de innumerables nutrientes como vitaminas A, B, C, D, E y K, potasio, calcio, magnesio, cobre y antioxidantes. Una cucharada de miel dos veces al día puede ayudarlo con las alergias, ya que introduce pequeñas cantidades de polen a su sistema, y lo inmuniza lentamente.
  • Aceite de oliva: cada vez más personas deciden agregar una cucharadita al alimento de sus perros de forma ocasional. Este alimento aporta vitaminas y grasas saludables, pero también es un excelente laxante y su consumo mejora y ayuda las articulaciones y los músculos.
  • La levadura de cerveza: está especialmente indicada en perros ancianos, pero también puede ser útil en cualquier etapa. Aporta vitaminas, mejora el estado de la piel y del pelo y además depura el tracto intestinal.
  • La espirulina: es una alga que se popularizado en las dietas veganas y vegetarianas por su alto contenido en proteínas, aminoácidos, vitaminas y hierro. Es ideal para perros enfermos o perras embarazadas.
  • Judías verdes: Son muy recomendadas por los veterinarios para los dueños que quieren que sus perros bajen de peso. Tienen bastante fibra y pocas calorías, haciéndolos una alternativa sana para que se llenen.

Alimentos humanos que no debe comer un perro

  • Canela: Puede causar irritación, disminución del azúcar en sangre, diarrea, vómito, aumento o disminución del ritmo cardíaco e incluso enfermedad hepática. Si inhala la canela molida, puede causarle dificultad para respirar, tos y asfixia.
  • Mazorca de maíz: están desaconsejadas porque pueden producir obstrucción intestinal.
  • Palomitas de maíz: Las palomitas de bolsa no son nada recomendables por estar llenas de sal y de aceite de palma, pero si las haces con los granos de maíz en la sartén, se las puedes dar con moderación, sin sal ni aceite. Asegúrate de que la palomita haya explotado, pues los granos de maíz podrían convertirse en un peligro de asfixia.

    Alimentos humanos que JAMÁS debe comer un perro

  • Chocolate: el chocolate contiene una sustancia muy tóxica llamada metilxantinas, que detiene el proceso metabólico de un perro. Incluso un poco de chocolate, especialmente el chocolate negro, puede causar diarrea y vómitos. Una gran cantidad puede causar convulsiones, palpitaciones e incluso la muerte.  Tiene teobromina, un alcaloide muy parecido a la cafeína que los perros no metabolizan bien y afecta a sus sistema circulatorio y respiratorio. Los síntomas ante la ingesta de chocolate tardan en aparecer.
  • Ajos, cebollas, puerros y cebolletas: toda la familia Allium es perjudicial para los perros debido al tiosulfato. El ajo concretamente, puede producir anemia, taquicardia, debilidad y colapso.
  • Nueces de macadamia: es uno de los alimentos más perjudiciales para los perros. Forman parte de la familia de las proteáceas, y pueden causar vómitos, aumento de la temperatura corporal, incapacidad para caminar, letargia y vómitos. También puede afectar al sistema nervioso.
  • Almendras: No son tan tóxicas como las nueces de macadamia, pero pueden bloquear su esófago o incluso romper la tráquea si no se mastican completamente. Las almendras saladas son especialmente peligrosas porque aumentan la retención de agua, lo cual es potencialmente fatal para los perros propensos a una enfermedad cardíaca.
  • La sal: es uno de los alimentos tóxicos para perros. Le puede dar una intoxicación por sodio. Tampoco debes darle ningún snack salado ya que puede causarle una deshidratación severa. Si lo consume, los síntomas que tendrá tu perroserán: vómitos, diarrea, temblores e incluso puede darse el caso de convulsiones.
  • Pasas y uvas: Los perros no deben comer uvas ni uvas pasas, porque incluso pequeñas cantidades pueden resultar tóxicas para ellos. Les puede causar daño renal y derivar en una insuficiencia renal aguda. El agente tóxico todavía no ha sido identificado, pero parece estar asociado con la carne de la fruta.

  • Laurel: es altamente tóxico para los perros. Si cocinas comida para ellos, no se lo pongas en la comida.
  • Alcohol y cafeína: Ni Coca Cola, ni una cerveza, ni café… nada que contenga cafeína o alcohol es bueno, ya que estos son alimentos tóxicos para tu perro.
  • Aguacate: En pequeñas cantidades no es tóxico, pero grandes cantidades de aguacate sí lo son.
  • Los chicles: La mayorí­a de los chicles aún sin azúcar así como caramelos sin azúcar contienen una sustancia llamada xilitol, un edulcorante extremadamente tóxico para el perro que puede causarle insuficiencia hepática.

¿Qué pasa si mi perro ingiere alguno de los alimentos tóxicos para perros?

Si tu perro consume alguno de los alimentos tóxicos para perros, te darás cuenta porque mostrará síntomas como diarrea, vómitos o temblores. Éstos son síntomas generales que pueden variar en función de lo que haya ingerido, de las cantidades y por lo tanto del tipo de intoxicación que tenga. También puede mostrar problemas respiratorios, dolor, apatía o cambios en el estado de ánimo.

Es muy importante que si notas que tu perro se comporta de manera distinta a la habitual, o parece enfermo, vayas a ver a vuestro veterinario.

En los casos más graves, una intoxicación alimentaria puede terminar con  la vida de tu perro, por lo que cuanto antes pongas solución y llames al veterinario, mejor será.

Siempre antes de tomar alguna decisión por tu cuenta es mejor consultarlo con un profesional ya que te podrá indicar los pasos a seguir y sobre todo si es necesario que acudas a la clínica cuanto antes.

Si tienes algo de la comida que ha ingerido, llévala contigo para saber exactamente los componentes que tiene o incluso por si fuera necesario que se analizara.

Última actualización el 2022-12-01 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *